Se cumplen 70 años de la primera cirugía de catarata con implante de lente intraocular

NOTICIAS

5/19/20242 min leer

La primera cirugía de catarata con implantación de un lente intraocular fue ejecutada por el Dr. Harold Ridley el 29 de noviembre de 1949 en el Hospital Saint Thomas en Londres. Anteriormente, los pacientes de catarata no recibían ningún tipo de lente intraocular, resultando en una visión muy limitada posoperatoriamente y la necesidad de utilizar lentes de alta graduación.

Este importante avance médico tiene tras de sí una historia fascinante. Durante una operación, Steve Parry, estudiante de Ridley, comentó: "Sería ideal si pudieses sustituir la catarata por un lente claro."

Ridley, quien también era médico en la Marina Británica, había tratado a numerosos soldados heridos en combate. Uno de ellos, el piloto Mouse Cleaver del Escuadrón No. 601, sufrió un accidente en su Hawker Hurricane, siendo alcanzado por disparos. Los fragmentos de acrílico del cockpit se incrustaron en sus ojos, pero sorprendentemente no causaron reacción inflamatoria, lo que le dio a Ridley la idea para un lente intraocular hecho del mismo material, el PMMA (Polimetilmetacrilato).

Después de varios esfuerzos, Ridley colaboró con John Pike, un óptico de Rayners of London, y John Holt de Imperial Chemical Industries, para diseñar y producir un lente de PMMA de alta calidad sin monómeros residuales, llamado Perspex C.Q. (Calidad Clínica).

La innovadora cirugía se realizó en una mujer de 45 años el 29 de noviembre de 1949. El procedimiento fue un éxito, aunque el implante del LIO se llevó a cabo en dos fases, con más de dos meses de espera entre ellas, un procedimiento inusual comparado con las rápidas cirugías actuales que utilizan anestesia local.

La introducción de lentes intraoculares transformó radicalmente las técnicas quirúrgicas oftalmológicas. En los últimos 70 años, los avances han permitido corregir condiciones como miopía, hipermetropía y astigmatismo mediante LIOs. Las últimas dos décadas han visto una mejora notable en la calidad de estos lentes, con la introducción de LIOs multifocales que también corrigen la presbicia en un solo procedimiento.

Hoy en día, existen lentes para aquellos que ya se han sometido a una cirugía de catarata, así como lentes diseñados específicamente para optimizar la visión de cerca, permitiendo a los pacientes leer sin necesidad de gafas después de su intervención inicial.

Blogs relacionados